geografía luminosa
de
Mercedes-Lara
Comisario: Jorge Cañete
En colaboración y con el apoyo de La Commune de Grandson, Le château de Grandson y ProGrandson.


septiembre 2022

Ya no percibimos el viento como su curso sin rumbo, el cielo como su luz cegadora, el espacio como su exceso impasible. Sin duda, si esto es así, es porque estos lugares por donde pasa nuestra vida no son más que los reflejos exactos de nuestras almas.
 
Henri Gougaud  (Paramour, p. 131, Seuil)

Visuel MercedesLara
Carte

A MERCEDES LARA le llamó la atención el escudo de Grandson donde aparecen el Sol y la Luna, símbolos que marcan el ritmo natural de la Tierra, de la noche y el día. Estos arquetipos hacen eco de manera conmovedora a su investigación personal y artística, así como a su fascinación por los cambios cíclicos permanentes e incesantes del tiempo…

En su trabajo, la luz es fundamental, porque es el elemento común de la Luna y el Sol. Dependiendo de la posición de la Tierra y la Luna en relación con el Sol, nuestra perspectiva terrestre crea la forma cambiante de este último.

Como en el mito de la caverna de Platón, según las sombras reflejadas en la pared, percibimos una cosa u otra, definimos nuestra propia “geografía”.

La exposición organizada en Grandson se llama acertadamente “Geografía Luminosa” y quiere jugar con la sugerencia de la apariencia y el disimulo según nuestro punto de vista, como una metáfora de la luz y la oscuridad. Una luz frágil y vacilante, una luz que alude también a la imagen interior que cada individuo proyecta...

Su exposición es en efecto un viaje, un itinerario por una geografía luminosa que hará descubrir diferentes lugares en Grandson: además de las obras expuestas en la Galerie Philosophique sus creaciones poéticas encontrarán su lugar en los jardines del Castillo, en el Claustro, así como el interior de la iglesia de Grandson.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La obra de MERCEDES LARA habla del tiempo, de sus ritmos y de sus continuos cambios. Interpreta la luz y el color creando obras en movimiento.

Sus creaciones continúan traduciendo el paso del tiempo y plasmando su mutación en el espacio, al tiempo que dan rienda suelta a nuestra propia percepción. El tiempo y la naturaleza están sujetos a ritmos que también dependen de nosotros: según dónde nos encontremos, el momento o la forma en que miramos las cosas, nuestra percepción cambia.

Es pues nuestra propia verdad, nuestra geografía personal la que, como en los espejos, se refleja en las obras de MERCEDES LARA.

Los materiales que componen sus obras son principalmente hilo por su fragilidad, sentido por su autenticidad y carácter, porcelana por su delicadeza, pan de oro cuyo brillo nos recuerda al sol, y cemento, al que el tiempo otorga su nobleza. Todos estos materiales son no contaminantes y duraderos.

 

BIOGRAFÍA

Tras estudiar Bellas Artes en la Universidad Complutense de Madrid, la carrera artística de MERCEDES LARA comenzó con la exposición En Movimiento, que tuvo lugar en el Espacio Contemporáneo del Archivo de Toledo.

Sus obras han sido expuestas en el Centro de Arte Tomás y Valiente de Fuenlabrada, el Museo Regional Daimiel de Ciudad Real, así como en la histórica Ciudadela de Pamplona, entre otros.

También ha participado en exposiciones colectivas internacionales, viajando en numerosas ocasiones a Japón, así como a Londres.

Su trabajo también se ha presentado en ferias internacionales como Art Miami y Art New York.

Su obra está incluida en la colección del Museo de Bellas Artes Principado de Asturias, en la de la Academia de España en Roma y en el Abrons Arts Center de Nueva York.

En 2021, participó en la exposición “Magic & Gold” en el Museo Arken de Dinamarca, junto con Sylvie Fleury, Ugo Rondinone, Bill Viola, Ai Weiwei, por nombrar solo algunos.