El viento en las claustras susurra

la caricia del tiempo

de
Marie Ducaté
Comisario: Jorge Cañete
noviembre 2022

Dime, ¿quién puede reconocer que el color rosa de la aurora acaricia como los dedos, quién, excepto un ciego clarividente?


Michel Serres 

Capture d’écran 2022-11-14 à 08.56.21.jpg

Marie Ducaté

Nacida en Lille (Francia), Marie Ducaté vive y trabaja en Marsella.

Anclado en la pintura, su obra se desenvuelve entre el arte y las artes decorativas.

Sigue caminos ausentes que la llevan a utilizar diferentes soportes: importantes obras en cerámica y vidrio, mobiliario (mobiliario, lámparas y alfombras), entrelazados de luz, perlas y vidrio y, sobre todo ahora, instalaciones monumentales donde el tejido se convierte en el soporte de un original obra, así como la capa que configura como si fuera una escultura.

El universo de Marie Ducaté es brillante y referenciado, convocando figuras de la historia del arte y del arte contemporáneo y la naturaleza. Se aventura libremente a los límites de los géneros.

 

Nota de intención del artista:

Los enrejados jalonan los jardines y recogen las palabras secretas en los confesionarios u ocultan los bellos rostros de los monjes, a quienes solo su dios y esposo puede ver...

Las bóvedas del templo de Grandson revelaron frescos en tonos suaves, que inspiraron una de las claustras.

Las flores ondulan e inundan los prados con sus colores. La fragilidad y la poesía están invitadas.

El papel cortado, arrugado, plegado, superpuesto, juega con los colores de sus acuarelas con alegria.

Flores o estrellas nos adentran en un sueño encantador.